4 métodos para purificar el agua del grifo para beber

agua_de_grifo

Purificar el agua del grifo para beber cómodamente en tu hogar es posible con métodos sencillos. Cambiar el agua embotellada por agua filtrada es una de las mejores cosas que puedes hacer para convertir tu hogar en un lugar más saludable. Especialmente si lo combinas con los trucos para mejorar la calidad del aire en casa que te explico en este artículo

Beber agua de calidad y respirar aire de calidad, ¿qué más se puede pedir? Con estos métodos para purificar el agua del grifo para beber podrás decir adiós a comprar agua embotellada.

La idea de embotellar el agua potable fue toda una revolución que en su día permitió a muchas regiones tener acceso a agua potable sin tener que recorrer miles de kilómetros. 

No obstante, hoy en día existen métodos menos contaminantes, más saludables y más baratos para beber agua en casa sin tener que comprar agua embotellada. 

Por ello, en este artículo de explico cuáles son los mejores métodos para abandonar de una vez por todas el agua embotellada.

Ventajas de purificar el agua del grifo

  1. A la larga sale más barato que comprar agua embotellada.
  2. Evita la ingesta de microplásticos causada por beber agua embotellada.
  3. Consigues agua potable ilimitada.
  4. La mayoría de personas coincide en que el agua purificada en casa tiene mejor sabor que el agua embotellada.
  5. Ayudas al medio ambiente.

Agua embotellada y efectos para el medio ambiente 

Seguro que alguna vez has escuchado hablar sobre la el efecto de los plásticos en el medio ambiente. Esta es una foto de la isla de plástico más grande del mundo:

isla_de_plástico_océano_pacífico
Isla de Plástico situada en el Océano Pacífico

Se encuentra en el océano Pacífico y tiene una superficie de más de 1.6 millones de kilómetros cuadrados (más del doble de la superficie de España) formados por plásticos de todo tipo flotando a la deriva.

Varios estudios señalan que una parte importante de esta isla de plástico gigante está formada por botellas de plástico. Se dice rápido, ¿eh?

Agua embotellada e ingesta de microplásticos

Hemos visto que el plástico enferma a nuestro planeta. Pero nosotros como personas tampoco nos salvamos de sus efectos. 

Vivimos rodeados de plástico en nuestro día a día. Desde el agua embotellada que bebemos hasta las fibras sintéticas de nuestra ropa.  La pregunta es, ¿puede el contacto permanente con el plástico afectar a nuestra salud?

botellas_de_agua_embotellada

Un estudio publicado en Frontiers in Chemistry que analizó muestras de 259 tipos de aguas embotelladas vendidas en distintos países encontró que el 93% de ellas contenían partículas de polímero sintético o “microplásticos”

Lo sorprendente es que muchas de las partículas encontradas tampoco eran tan pequeñas como se pensaba. Según Sherri Mason, autora del estudio “algunos microplásticos eran definitivamente visibles sin lupa o microscopio”.

Otro pequeño estudio de 2018 analizó muestras de heces tomadas de personas en Finlandia, Japón, Italia, Rusia y otros países y todas ellas contenían microplásticos.
Por suerte para ti, en este artículo te muestro varias opciones baratas y sencillas para que abandones el consumo de agua embotellada de una vez por todas.

4 métodos para purificar el agua del grifo para beber

Convierte el agua de tu grifo en agua potable y con estas simples técnicas de purificación de agua:

1. Utilizar sistemas de filtración para desinfectar el agua

Hay bastantes maneras de filtrar el agua para beberla con seguridad. Los materiales porosos como los filtros de café y los paños de algodón pueden utilizarse en caso de una emergencia extrema, pero, naturalmente, no son muy eficaces para eliminar todas las partículas no deseadas.

Los filtros comerciales tienen mucho éxito en la eliminación de casi todos elementos  del agua potable contaminada.

Hay varios tipos diferentes de filtros comerciales disponibles en el mercado. Existen filtros portátiles para tenerlos a mano en caso de emergencia, sistemas de filtración que se conectan directamente al grifo o bajo el fregadero, e incluso filtros que vienen pre-instalados en jarras de agua y botellas individuales.

botella_de_agua_de_vidrio

Los filtros de agua varían en tamaño, forma y precio, pero la mayoría de ellos funcionan de manera similar. El agua pasa a través de un filtro de carbón activado, cerámica o tela  e incluso puede tratarse con productos químicos.

El inconveniente más común de este método es que los filtros pueden obstruirse bastante rápido. Algunos pueden limpiarse para su reutilización, mientras que otros pueden requerir la compra de un filtro de recambio.

Veamos qué opciones existen en el mercado:

Cartuchos filtradores

Este método consiste en la instalación de un portafiltros en la salida del agua y uno o varios filtros en el trayecto. Su instalación es muy sencilla y se realiza fijando el filtro al grifo. Su mantenimiento es simple ya que sólo hay que cambiar los filtros cuando veamos que están saturados. De 3 a 6 meses dependiendo de la pureza del agua. 

Estos filtros se pueden instalar directamente en el grifo o bajo el fregadero de la cocina. El sistema de filtración bajo el fregadero es muy ventajoso ya que una vez se conecta directamente a la cañería de salida de agua ya puedes despreocuparte. Cuando abramos el grifo,el agua saldrá directamente filtrada.

El TAPP Water TAPP 2 es posiblemente el mejor por su relación calidad precio. Puedes adquirirlo en Amazon a un precio muy muy interesante:

Este filtro se instala en menos de un minuto acoplándolo al grifo. Según los fabricantes cada cartucho filtra hasta 1200 litros de agua y tiene una vida útil de aproximadamente 3 meses.

Jarras filtrantes

Su aspecto es parecido al de las jarras de agua tradicionales, salvo que tienen un filtro dentro. Estas jarras de filtro suelen tener una capacidad de entre dos litros y cinco litros. 

Una buena opción es siempre la jarra BRITA Elemaris, con capacidad de 2,4 litros y que cabe perfectamente en la puerta de la nevera:

Lo realmente interesante de esta jarra filtrante es que incluye un indicador electrónico que mide el tiempo de uso, la dureza del agua y los litros de agua filtrados. De este modo siempre sabrás cuándo conviene cambiar el filtro. 

Si te decides por esta jarra te recomiendo comprar el pack jarra + 6 filtros ya que sale más barato que comprar los filtros por separado.

Aunque el uso de estas jarras filtrantes es muy cómodo a veces se hace un algo pesado tener  que ir re-llenando  la jarra cada poco tiempo (especialmente en verano).

La mejor solución para este problema es sin duda adquirir un dispensador de agua filtrada, con capacidad de entre 5 y 10 litros.
Una muy buena opción tanto por su calidad como por su bajo precio es el dispensador de agua filtrada extragrande Brita Flow:

Con este dispensador podrás olvidarte de rellenar tu agua filtrada durante días.

Kits de Ósmosis

El osmotizador es el sistema más eficaz, ya que consigue eliminar un 99% de las bacterias, virus y otros elementos nocivos. El proceso consiste en separar las sustancias dañinas por presión contra una membrana porosa semipermeable. 

Aunque su coste es más elevado que el resto de métodos, su mantenimiento es mínimo y a largo plazo  sale realmente a cuenta. No tendrás que estar pendiente de rellenar jarras o de cambiar filtros cada pocas semanas.

Si te decides por un equipo de ósmosis este equipo de la marca AEG es siempre una apuesta segura. Además cuenta con la ventaja de que puedes comprarlo cómodamente por Amazon y te lo traen a casa.

Es muy fácil de montar ya que viene en un kit que se coloca debajo del fregadero y no necesitamos la ayuda de un fontanero

El mantenimiento es mínimo ya que basta con cambiar la membrana cada dos años y los filtros aproximadamente cada 6-8 meses.

2. Hervir agua del grifo para beber

El método más simple y casero para purificar el agua potable es hervirla. Es la forma más tradicional de que el agua esté libre de microorganismos dañinos para la salud.

mujer_hirviendo_agua
Hirviendo agua recogida del pozo

Este método consiste en hervir el agua durante 15 o 30 minutos y dejarla enfriar antes de echarla en la botella. 

Con la ebullición se consigue eliminar casi la totalidad de los microorganismos que pueden vivir en el agua.

Como la ebullición eliminará el oxígeno del agua es posible que el agua purificada tenga un sabor plano. No obstante, esto se arregla agitando un poco el agua para oxigenarla de nuevo.

Además, para mejorar el sabor, se puede añadir una pizca de sal en el recipiente en el que guardes el agua purificada.

¿Principal inconveniente? La evaporación que causa la ebullición hace que se pierda una alta concentración de sales minerales.

3. Purificar el agua de forma casera con el calor del sol

Otro método casero para purificar el agua es hacerlo con el calor del sol. A este método también se le conoce como Solvatten (que significa “agua solar” en sueco).

Las radiaciones ultravioletas o rayos UV consiguen eliminar los microorganismos porque afectan directamente a su ADN y los destruyen. 

Es un método totalmente natural (de hecho el agua de algunos manantiales se puede beber gracias a los efectos del sol en los microorganismos).

recipiente_de_agua_al_sol

Para realizarlo en casa simplemente necesitas poner el agua del grifo en un envase transparente con tapa protectora (mejor si no es de plástico) y dejarlo al sol todo el día. A la mañana siguiente el agua ya estará purificada y lista para su consumo.

4. Purificar el agua con químicos naturales

Dos de los elementos químicos más efectivos a la hora de purificar el agua son el cloro y el yodo. En cualquier droguería puedes encontrar pastillas de dióxido de cloro o de yodo que sirven para purificar el agua.

botella-de-agua-purificada

Para utilizar este método, llenamos un recipiente de agua de unos 3 a 5 litros, y agregamos una de esas pastillas. Normalmente suelen hacer efecto en un tiempo de entre 30 minutos y 4 horas dependiendo del fabricante. El sabor no será malo ni extraño, y el agua es completamente potable y estará purificada. 

Como sustituto, también se puedes echar unas gotas de cloro, no más de tres por litro. En este caso es recomendable dejar el agua reposar durante al menos una hora para poder consumirla.

En definitiva, ya ves que existen varios métodos sencillos y económicos para purificar el agua del grifo. Elige ya el tuyo porque no tienes excusa para seguir comprando agua embotellada, enfermando el planeta y perjudicando tu salud.

Todo lo recomendado

Últimos artículos: